Tomando control del contenido de proteína en Alimento para mascotas usando NIR en línea

h1

El análisis en proceso de productos del reciclado de proteína animal está ayudando a asegurar el contenido consistente de proteína en los alimentos para mascotas.

Procesos diferentes tienen frecuentemente similaridad, por ejemplo, en la producción de granos la segregación y mezcla de diferentes despachos de camiones es fundamental para mejorar el contenido general de proteína del grano en el silo.

Ocurre lo mismo en productos alimenticios fabricados a partir de procesos de recuperación de proteína animal. El contenido final de proteína en el producto puede variar siempre, pero con una efectiva segregación, los lotes se pueden fabricar ajustándolos a las necesidades exactas de proteína establecidas por el consumidor. El truco es tener la flexibilidad y suficiente rapidez para obtener lo correcto cada vez.

Este es un desafío que le resulta familiar a Frank Hölscher, gerente de producción de la planta Ten Kate en Sögel Alemania. Sus clientes en el otro extremo del teléfono son compañías productoras de alimentos para mascotas al rededor del mundo. Entre muchos parámetros de calidad hay uno en el cual están especialmente interesados: La proteína. Y ellos no son tímidos al expresar sus quejas si el contenido de proteína no está en el valor deseado. “nuestros clientes buscan un alto contenido de proteína de manera que no requieran adicionarla desde otras fuentes” dice Hölscher.

Hasta hace un año, Hölscher y su equipo usaron un equipo de Infrarrojo cercano ubicado en el laboratorio de la planta para obtener una indicación de la proteína en los productos recuperados. El instrumento suministra resultados confiables pero el tiempo y trabajo involucrado en la manipulación del instrumento genera una brecha en su conocimiento acerca de qué está pasando en el proceso.

Desde el laboratorio al proceso

El proceso de recuperación es conducido a altas temperaturas y las muestras tomadas para el instrumento de laboratorio estuvieron entre 90 y 100 grados Centígrados. Estas necesitaban ser enfriadas lentamente hasta al menos 37°C para leerlas en el instrumento NIR del laboratorio.

“Con el NIR de laboratorio se requería bastante trabajo para tomar las muestras del proceso cada 15 minutos, enfriarlas, hacer una medida y regresar a la fábrica” Explica Hölscher. “Esto hace muy tardado hacer un cambio para ajustar la materia prima y todo lo demás”.

Con este desafío en la mira, la planta invirtió en la compra de un equipo NIR en línea modelo ProFoss en 2014. En lugar de tomar muestras para medirlas en el laboratorio, el análisis por NIR está integrado en el proceso con un sensor NIR posicionado para medir el producto final justo antes de su almacenamiento. El sensor está ubicado en una tubería con una placa interface de vidrio especialmente diseñada que permite a la luz infrarroja medir el producto tan pronto como éste pasa. Las mediciones son efectuadas cada pocos minutos y los resultados son convenientemente desplegados en la pantalla de un computador.

h2

 

El flujo continuo de los resultados permite a los operadores decidir el almacenamiento de los productos en diferentes silos de acuerdo a las órdenes de los clientes. Adicional a la proteína, el ProFoss también mide: Grasa, humedad y cenizas, lo cual suministra al operador información extra para ayudar a controlar la maquinaria y obtener el mejor resultado de proteína. Lo que nos ilustra sobre la habilidad para hacer ajustes, que es un poco limitada debido a la naturaleza del proceso de recuperación. A diferencia de algunos procesos donde los ajustes pueden ser realizados rápidamente mediante ajuste de una válvula o una tolva, el proceso de recuperación es más difícil de maniobrar. Con respecto a esto, el principal impacto del NIR en línea ha sido lograr que las entregas a los clientes sean más estables mediante la segregación del producto final.

Calidad Estable

“Con el Profoss podemos mostrar a nuestros clientes que tenemos un sistema para garantizar un nivel de proteína consistente, éste es más estable que antes y ellos están muy interesados en eso” Dice Hölscher. “Producimos un buen producto continuamente”.

El instrumento NIR de laboratorio continua usándose para chequeos finales de los productos y también para verificar los resultados del profoss, los cuales han mostrado una buena correlación a lo largo del año que lleva instalado.

“Estamos muy satisfechos” dice Hölscher, y a juzgar por la reducción en las llamadas de los productores de alimento de mascotas, parece que los clientes también. “no tenemos muchas reclamaciones y no tenemos que devolver dinero” Dice él. “No hubo reclamaciones en los pasados 6 meses”.

Tomado de: http://viewer.zmags.com/publication/49227a63#/49227a63/19